A+ A A-

Pescadores cerqueros aspiran a lograr un incremento en la cuota anual de la sardina, lo que les permitiría capturar una mayor cantidad del recurso, clave para el rubro artesanal del Biobío.

(MundoAcuícola) Pescadores cerqueros artesanales de la Región de Biobío y la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) formaron una mesa de trabajo para abordar aspectos relacionados con la cuota de la sardina (centro-sur).

La instancia de diálogo quedó establecida durante una reunión sostenida por dirigentes del sector con el subsecretario (s) de Pesca y Acuicultura, José Pedro Núñez, el director zonal Biobío de Subpesca, Óscar Henríquez, y el seremi de Economía, Mauricio Gutiérrez.

Los pescadores cerqueros aspiran a lograr un incremento en la cuota anual de la sardina, lo que les permitiría capturar una mayor cantidad del recurso, clave para el rubro artesanal del Biobío.

"El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera tiene un compromiso con el desarrollo y proyección de la pesca artesanal, siempre en un marco de sustentabilidad", planteó el subsecretario (s) a los representantes del ámbito cerquero.

Como sucede con los demás recursos, y conforme a la ley, la cuota de la sardina se fija mediante un proceso en el que intervienen sucesivamente un comité de manejo y un comité científico.

Posteriormente, el subsecretario (s) y el director zonal se reunieron con dirigentes de trabajadores de las plantas industriales de proceso que se han visto afectadas por la entrada en vigencia de la Ley de la Jibia. Esta norma, que fija la potera como único sistema para capturar el calamar, se originó en una moción parlamentaria que el Gobierno nunca apoyó.

Subpesca está dialogando desde hace meses con estos trabajadores de la industria en torno a una plataforma social que permita entregar ayudas y beneficios de índole diversa a quienes pierdan sus empleos, como consecuencia de la aplicación de la Ley de la Jibia.

Las conversaciones de la subsecretaría se extienden a tripulantes de embarcaciones pesqueras, cuya actividad se ha visto igualmente perjudicada por la nueva regulación.

Subpesca, los trabajadores de la industria y los tripulantes fijaron reuniones de carácter semanal, para agilizar la búsqueda de una solución frente al problema.

Embarcaciones que operan con sistema de arrastre deberán emplear "líneas espantapájaros" y otros dispositivos para reducir capturas accidentales de especies como albatros y petreles, entre otras.

a Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) dispuso medidas para proteger a las aves marinas, durante las faenas de embarcaciones que operan con sistema de arrastre.

Conforme a la resolución 2941, fechada el 28 de agosto, las naves deberán emplear obligatoriamente "líneas espantapájaros" y otros dispositivos para reducir las capturas incidentales de esas aves.

Albatros, petreles, fárdelas y gaviotines, entre otras aves, impactan accidentalmente contra cables y redes de las embarcaciones, o se enreden en ellas durante las tareas pesqueras.

REGIRÁ DENTRO DE TRES MESES

La disposición, que rige para un total de 46 barcos industriales y seis lanchas artesanales que pescan con arrastre, entrará en vigencia tres meses después de que el Diario Oficial publique la resolución.

"Apruébanse (...) medidas de administración destinadas a evitar o minimizar las capturas incidentales de aves marinas en las pesquerías de arrastre (...), a través de la obligatoriedad del uso y porte de utensilios o dispositivos y del cumplimiento de buenas prácticas", se lee en el documento.

Estas disposiciones se aplicarán respecto de la pesca de arrastre de distintos recursos, entre ellos: camarón nailon, langostino colorado, merluza común, merluza de tres aletas, congrio dorado y reineta.

¿QUÉ ES LA LÍNEA ESPANTAPÁJAROS?

Uno de los dispositivos considerados en la norma, la "línea espantapájaros" (LEP), consiste en un cordel o guirnalda de color, que evita la aproximación de las aves al cable de cala (que soporta la red).

En el caso de embarcaciones medianas o menores, en tanto, la LEP podrá ser reemplazada por un "bird buffer", estructura o reja abatible que impide a los pájaros acercarse al cable de cala.

Algunas naves, además, deberán contar con una polea (snatch block), que minimiza igualmente el riesgo de impacto de las aves.

INCUMPLIMIENTO SERÁ SANCIONADO

La resolución dispone igualmente el cumplimiento de una serie de buenas prácticas que contribuirán a disminuir la interacción con los pájaros: calar (introducir las redes en el agua) de noche, limpiarlas adecuadamente y minimizar su exposición en la superficie del mar, entre otras.

El Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) fiscalizará el cumplimiento de estas medidas, cuya vulneración será sancionada, conforme a la ley.

Aprendiendo a convivir con la Marea Roja

Publicado en Ultimas Noticias

Pescadores forman parte de Red de Aprendizaje y Adaptación a la Marea Roja

¿ Que pasa si se repite el fenómeno de Marea Roja de 2016 en la Región? Un proyecto de FIPASUR y apoyado por Global GreenGrants, busca desarrollar una propuesta de respuesta y adaptación a la Marea Roja, que sea elaborada desde las caletas de pescadores y con foco en la gestión de pesquería adaptativa, además del resguardo de la salud pública .

(ElLLanquihue) Cuando se da una alerta de Marea Roja viene enseguida una cadena de acciones que impactan a quienes viven del mar. El Servicio de Salud decreta prohibición de comercializar los moluscos que son filtradores, los pescadores y acuicultores tienen prohibición de cosechar o capturar recursos marinos en estas zonas identificadas con marea roja, se siguen una infinidad de análisis de agua y la prensa se llena de titulares informando sobre este fenómeno natural. Sin embargo, hay pocas medidas que se tomen para la adaptación a enfrentar la marea roja.

Las floraciones algales nocivas afectan no solo a las costas chilenas, también otros países se ven impactados con este fenómeno conocido como FAN y en muchas zonas han tenido que aprender a vivir con la presencia, cada cierto tiempo, de eventos de Marea Roja en el mar.

En Chile, la presencia de Marea Roja se ha detectado desde los años 70 en la Región de Magallanes y por diversos factores se ha ido trasladando progresivamente hacia la costa norte. En 2016 se produjo un gran evento que afectó la estabilidad social , económica y política de la Región de Los Lagos. Desde entonces se han redoblado los esfuerzos para proteger a los consumidores, por compensar a los pescadores afectados por el cierre de las pesquerías y por profundizar el conocimiento científico que permita predecir eventos de marea roja y así reducir sus impactos.

Si bien estas medidas son, sin duda, necesarias, según Andrés Marín, sociólogo e investigador de CEDER de la Universidad de Los Lagos, existe una dimensión del problema que hasta ahora ha sido ignorada y que parece clave para la gobernanza de la marea roja a futuro. "Me refiero a la realidad de las comunidades y caletas de pescadores que han enfrentado por primera vez el desafío de tener convivir con marea roja y adaptarse a ella. A diferencia de la fiscalización, la compensación o la predicción, los esfuerzos de adaptación exigen la comprensión del impacto sobre los medios de vida de los afectados, de su experiencia y conocimiento en el uso de los recursos, y por sobretodo, de una mayor participación en la creación de soluciones", asegura Marín.

Hasta ahora, en las caletas, en vez de alternativas, existe desinformación, incertidumbre y desconfianza de los pescadores hacia los actores públicos y privados. La adaptación a la marea roja no se agota entonces en medidas elaboradas desde oficinas o laboratorios y exige mirar el problema de una manera distinta.

En el caso de la Región de Los Ríos , también en 2016 se detectó por primera vez Alexandrium catenella en la zona norte de la región, afectando a caletas como Huiro y su extracción de locos. Al respecto, el presidente del sindicato de Caleta Huiro, David Cárcamo recordó que durante tres años se han visto impactados. "Fue un golpe duro pues recién en marzo de este año fuimos autorizados a extraer locos en la caleta. No podíamos comercializar por la Marea Roja y bajaron los precios de los productos".

Taller en Caleta Mississippi

En ese contexto, la Federación de pescadores FIPASUR junto a la Universidad de Los Lagos postularon un proyecto a Global GreenGrants que busca completar y elaborar una propuesta de respuesta y adaptación a la Marea Roja, que sea elaborada desde las caletas .

Partieron en enero de 2019 con las realización de talleres con los pescadores de Caleta Huiro y Mississipi, en la Región de Los Ríos, pero también, explica Marín, tienen interés más adelante de sumar otras caletas de la Región de Los Lagos, como de la Comuna de San Juan de la Costa, Carelmapu, Cucao y Quellón.

"Hemos discutimos acerca de los impactos de la marea roja sobre los pescadores y la comunidad. Relatamos y escribimos nuestras experiencias, interrogantes y necesidades de respuesta y adaptación frente al problema. En estas reuniones, el biólogo marino, Patricio Díaz, de la Universidad de Los Lagos, nos presentó una actualización sobre la historia y presente de la Marea Roja en Chile, sus consecuencias y soluciones posibles para la pesca artesanal", explicó Claudio Barrientos, asesor técnico Fipasur.

A través de estos encuentros y el diálogo entre las organizaciones de pescadores, científicos y autoridades se irán formando una Red de Aprendizaje para la adaptación e innovación frente a la Marea Roja

Taller en Caleta Huiro

Cárcamo recuerda que en 2014 celebraron el primer Festín del Loco con autoridades y que durante algunos años alcanzaron a organizar una fiesta del loco que duraba tres días, una vez que terminaba la faena de extracción. "Pensábamos que iba a ser una tradición que iba a durar muchos años, pero en 2016 nos prohíben extraer el loco y fue muy duro". El dirigente recordó también que implementaron un restaurante para promover los productos locales pero no podían ofrecer el recurso estrella de la caleta. Por ello siente que participar en estos talleres ha sido satisfactorio y que se desarrolle este proyecto de la red de aprendizaje les ha permitido resolver dudas y buscar ciertas soluciones para bajar la toxina del loco, que es el principal recurso de la caleta. " Hemos estado en una misma reunión con un doctor que sabe mucho de Marea Roja y con los funcionarios del Servicio de Salud para entre todos buscar soluciones y poder seguir trabajando", dijo Cárcamo.

Sobre las etapas futuras Marín explicó que además de los talleres de intercambio de experiencias, los pescadores participarán en una gira técnica a un laboratorio de Marea Roja para conocer cómo se trabajan las muestras que son enviadas, tratadas y analizadas, además de visitar una caleta de pescadores de la Región de Los Lagos que ya ha vivido con eventos de Marea Roja en forma repetitiva y conocer herramientas para convivir con este fenómeno.

Youtube / Fipasur

Tema

Tema2

Links

links

estrategia Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

logo-fipasur-footer

Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur. Valdivia / Región de Los Ríos.

Contacto

Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur.
Valdivia / Región de Los Ríos.
Camino a Niebla Ruta T-350 / Fono: 56 63 2 227464
Valdivia, Chile.

Síguenos

Federación Interrregional de Pescadores Artesanales del Sur - Valdivia FIPASUR
Diseño y Desarrollo por RUBIKA